Coca Cola se ríe de nosotros a la cara

Quede claro que me gusta la Coca Cola. Quede claro que, de cuando en cuando (cada vez menos a menudo) me bebo una, a poder ser, con un chorrito de limón. No viene mal en esas jornadas largas de un rally cuando estás destrozado y el tiempo no te da para comer o reponer fuerzas como se debe. Su azúcar y su cafeína te cargan las pilas. Pero sí, aunque tengo un amigo que la bebe para comer, para cenar, y para todo, empleándola como sustituta natural del agua, la Coca Cola tiene tanto azúcar que a nadie en su sano juicio se le ocurriría tomarla de manera habitual.

Por eso mi (nueva) indignación. Coca Cola estrenó ya hace unas semanas una campaña televisiva “de valores”, en la que nos habla de la importancia de tener hábitos de vida saludables. Donde nos venden la moto de la importancia de “levantarse de la silla”, y no permanecer sentados, para evitar la obesidad que cada día puebla más nuestro mundo.

El anuncio, como ves, se cierra con un hombre sacando una Coca Cola de cristal de una máquina. No, no es Zero, ni light… Y se la bebe. El anuncio es bueno, reconozcámoslo. Tiene valores, y está bien ejecutado. Pero es un timo. Es un chiste.

Es como si “Panceta Pepe” hace un anuncio televisivo de lo bueno de la comida vegetariana, y este acaba con un “fulano” comiendo una loncha de panceta. O como si Martini hace un anuncio de lo bueno de vivir sin beber alcohol, mostrándonos reuniones de alcohólicos anónimos, y el anuncio acaba con un hombre bebiéndose un lingotazo. No tiene sentido, ¿verdad?

Pongamos cifras al chiste: Una lata de Coca Cola tiene 137 calorías. Si hacemos lo que dice el anuncio, levantarnos de una silla, gastamos tres calorías. Traducción: tenemos que levantarnos y sentarnos 47 veces para quemar las calorías de tomarnos una Coca Cola. Vale, el anuncio habla de no hacer vida sedentaria… supongamos que se refiere a correr, y no a sentarse y levantarse de sillas… Entonces, haciendo cálculos aproximativos, una persona de 80 kilos tendría que correr cerca de 50 minutos para quemarlas…

Me parece muy bien que se quiera dar conciencia social contra el sedentarismo. Pero que lo haga Coca Cola no tiene sentido… De verdad. De hecho, son las bebidas azucaradas y los refrescos uno de los principales factores que han contribuido a la obesidad reinante en la sociedad moderna. No sólo son parte del problema, sino que son parte principal del problema. Meternos un mensaje de vida saludable y asociarlo a su marca es reírse del consumidor. ¿No sería más lógico y positivo para la humanidad intentar rebajar las concentraciones calóricas de sus productos?

[Foto principal por http://www.directoalpaladar.com/]

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s